Hilo de noticias

Publicaciones

Aprender idiomas con hipnosis

La escena se desarrolla en la calle  Montmartre: una decena de alumnos chinos sentados, apoyan su cabeza contra una pared y todos parecen dormidos. No, no están echando una siesta, sino en una clase de francés lengua extranjera… bajo hipnosis. Al frente de esta pedagogía diferente de las demás, Richard Grandisson, hipnoterapeuta y profesor asociado al Collège de Paris, que enseña desde hace 25 años los métodos acelerados de aprendizaje de los idiomas. ¡Entrevista con este profesor fuera de lo común! 

portrait Richard

¿Cómo se encuentra uno un día enseñando idiomas con hipnosis?

Cuando era un joven profesor, me di cuenta de que un alumno entendía todo lo que se le decía en francés, pero no podía pronunciar la menor palabra. Me puse en contacto con gente de la universidad de Palo Alto para dialogar con discípulos de Milton Erickson que me explicaron la aplicación de la hipnosis en los procesos de aprendizaje. La experimenté con este alumno y funcionó. Se desbloqueó en un mes…

 ¿Entonces decidió seguir una formación?

Así es. Seguí una formación de hipnoterapeuta. A partir de ese momento la he utilizado sistemáticamente con todos mis alumnos que necesitan hablar rápidamente un idioma como el francés, el inglés, el español…

 ¿Concretamente, como se desarrolla una clase?

Dura más o menos cuatro horas, con un máximo de 10/12 alumnos y tiene varias partes. La primera parte consiste en estudiar un texto en francés con 4 niveles de lecturas diferentes. La secunda es más clásica con un trabajo a nivel gramatical y lexical. La tercera parte se centra más en la pronunciación de las palabras sobre un fondo musical rítmico. Y por último, hay una parte donde se hace una explotación global del texto con puestas en escena entre los alumnos… ¡Eso permite dinamizar potencialmente la clase!

¿En qué momento interviene la hipnosis?

En la primera parte en la que cada lectura se hace con una música relajante de fondo. Los alumnos se encuentran en un primer momento en relajación ligera, luego entran en un trance hipnótico mucho más profundo. De hecho no tiene mucha importancia si echan una siesta: ¡hay que saber que el cerebro, sigue grabando aunque la persona este durmiendo!

¿Cuáles son las ventajas de este método?

Lo destacable de esta manera de enseñar es que el estudiante no tiene que trabajar en casa… solo tiene que volver a leer su texto con una música suave ¡y nada más! Todo el vocabulario y las estructuras estudiadas en clase se quedan grabados en el cerebro.

 ¿Cuántas horas son necesarias para despertarse un día bilingüe?

Para los occidentales, si un alumno trabaja de una manera asidua cuatro horas al día durante dos meses, consigue un buen nivel sin problema. Por lo tanto es muy rápido y eficaz.

 ¿En qué resulta innovador el Collège de Paris proponiendo el aprendizaje del francés bajo hipnosis?

En Francia este método es poco conocido. El Collège de Paris me da la oportunidad de aplicar este método de enseñanza con hipnosis con asiáticos, una “première”, esto es innovador y audaz.

Unos alumnos chinos testifican

Dos alumnos comparten con nosotros sus impresiones después de una clase bajo hipnosis… ¡y cómo no, en francés!

Apprendre le chinois sous hypnose

Lili: « Me siento llena de energía y tengo muchas ganas de volver a hacerlo! Me ha gustado mucho la manera en la que el profesor nos hablaba. Me he sentido relajada y me ha gustado mucho trabajar con música… »

Apprendre l'anglais sous hypnose

Maxime: « La clase me ha parecido muy interesante aunque me he dormido. Quizá estuviera demasiado relajado. Pienso que es un buen método pues hay muchos juegos entre alumnos. Eso está realmente bien y nos permite progresar rápido. Me urge volver a empezar una clase así. Me gusta mucho. »

Tres preguntas a Olivier de Lagarde, Presidente del Collège de Paris

odl rigolant

¿Por qué proponer el aprendizaje del francés bajo hipnosis?

Damos mucha importancia a la investigación pedagógica y a la innovación en los métodos de enseñanza. Desde su creación en 1984, ELFE, escuela de lengua francesa del Collège de Paris, desarrolla métodos originales de didáctica del FLE de manera interactiva en grupos reducidos. Probar la enseñanza del francés bajo hipnosis corresponde por lo tanto a una tradición en cuanto a la innovación. Cada año acogemos a estudiantes y aprendices del master francés lengua extranjera de la Sorbona para reflexionar y experimentar nuevas herramientas y nuevos enfoques para una enseñanza rápida y eficaz de los idiomas. El aprendizaje del francés bajo hipnosis encaja perfectamente con la dinámica de I + D del Collège de Paris.

¿Qué le seduce en esta pedagogía atípica?

La posibilidad de pasar una primera etapa de práctica del idioma de una manera más rápida que con los métodos tradicionales. Todos nuestros alumnos aprenden el francés con un objetivo específico: trabajar o estudiar en Francia o en francés. Esperan de nosotros unos resultados rápidos para practicar el idioma en « grandeur nature ». Hemos testado este enfoque voluntariamente con un grupo de chinos que quieren seguir sus estudios en el seno del Collège de Paris, lo que nos permitirá un mejor seguimiento de los resultados a medio plazo. La hipnosis es uno de los medios que desarrollamos con el fin de permitirles seguir la formación que les interesa en las mejores condiciones posibles de comprensión y de interacción oral.

¿Desea generalizar este método en el Collège de Paris?

¿Por qué no? Pero nuestra dinámica de innovación se basa también en una cultura de evaluación de los resultados. Después de esta experimentación, hace falta que nuestro equipo pedagógico evalúe de manera precisa los progresos de los estos alumnos y los compare con grupos o estudiantes extranjeros que no han pasado por este fase de aprendizaje bajo hipnosis. De hecho, si los resultados son buenos, contemplamos extender este método a otros idiomas extranjeros enseñados en diferentes escuelas del Collège de Paris. Especialmente para el inglés en el seno de Ascencia Business School y el mandarín en el marco de nuestros cursos de chino en Paris.

 

Publicado por Carole de Fussy
El 19 noviembre 2014